Una cabellera normal pierde entre 50 y 100 cabellos al día. Esta pérdida es un proceso normal, tanto en hombres como en mujeres, y corresponde al proceso de renovación capilar que tiene lugar diariamente, como consecuencia del ciclo de formación y desarrollo del pelo. Las carencias nutricionales repercuten en la función o estructura del cabello.

En este sentido, dentro de los nutrientes esenciales que deben formar parte de cualquier dieta equilibrada, destacan los aminoácidos azufrados, el zinc, la vitamina B6, el hierro y el azufre.