Las cejas son una parte importante de la cara, destaca su papel en indicar las emociones como angustia, rabia, tristeza y sorpresa. Somos conscientes de su importancia cuando están ausentes. La falta completa y parcial de cejas produce diferentes grados de desfiguración facial así reconocida por las personas afectadas. Aún así, las mujeres son capaces de sacrificar las cejas en función de la moda, los hombres prefieres las cejas gruesas y abundantes.

 En la alopecia areata y en muchas otras formas de alopecias inflamatorias se debe realizar un microinjerto puesto que las células inflamatorias también comprometerán estos folículos y el microinjerto fracasará, deberán ser tratadas con cremas anti inflamatorias e inyecciones de corticoides.

Entre las alopecia  inflamatorias también tenemos la alopecia frontal fibrosante, que no operaremos si no hay una biopsia que nos indique inactividad de la enfermedad.

 Muchas veces se requiere un microinjerto de cejas por cuestiones puramente cosméticas, si se ha nacido con cejas finas y se desean más gruesas o más definidas. El crecimiento limitado de las cejas es común en los asiáticos del lejano este.

El microinjerto de cejas un procedimiento relativamente complejo. Requiere experiencia por parte del cirujano para que el trasplante parezca natural. El pelo de la ceja es fino y con complicados cambios direccionales, hay un ángulo muy agudo entre la piel y el folículo, un diámetro pequeño y crecimiento lento. Los folículos del medio y laterales crecen con una convergencia central y casi paralelos a la piel. Hay que tener un cuidado especial en mantener la simetría de las cejas y eliminar cualquier distorsión de la línea de implantación.

 

La zona donante puede variar, hay quienes recomiendan las regiones temporales por ser más parecidas, otros la región peri auricular por encontrar folículos más finos, aunque las cicatrices suelen ser más visibles o la región occipital como en el microinjerto tradicional.

La  ceja femenina tiene entre 120 y 250 folículos y una masculina unos 300 y en casos extremos unos 400 folículos .

El diseño es individual, consensuado y simétrico, manteniendo los patrones anatómicos .

Se prefieren trasplantar con técnica F.U.E , los mejores resultados se obtienen con el trasplante pelo a pelo.

La diferencia de crecimiento del pelo del cuero cabelludo es obviamente mantenida (0,35mm/día) a diferencia de la de las cejas que es de solo    0, 1 mm/día por lo que deben ser recortados regularmente unas 2 veces al mes.

No es necesario ningún tipo de vendaje pero se recomienda el uso de grandes gafas de sol para evitar el sol y el rascado.